Recta final: un ex piloto de la Fórmula 1 conduce el regreso de iPhone al país

Juan Pablo Montoya lidera OneClick, un revendedor de Apple que desembarca en el país con un agresivo plan de inversiones

El iPhone está a punto de regresar al mercado argentino de la mano del ex corredor de Fórmula 1 Juan Pablo Montoya . OneClick, reseller autorizado de Apple con base en Estados Unidos, desembarcó en el país con el objetivo de inaugurar 40 locales hasta 2019, donde los argentinos podrán adquirir sus productos y contar con el servicio técnico oficial.

El próximo sábado empezará la preventa online del iPhone en la página web de OneClick, mientras que el lanzamiento en tiendas será seis días después (el 7 de abril). El modelo más económico (SE) costará 12.800 pesos más IVA, mientras que el iPhone 7 se podrá obtener en 20.800 pesos más IVA. El teléfono es apenas uno de los tantos productos que llegarán directamente de Apple a OneClick.

A través de la adquisición de tiendas ya existentes en la Argentina, OneClick empieza su trayectoria en el país con cuatro locaciones: una en Córdoba, una en Buenos Aires y dos en Rosario. La inversión inicial es de cinco a ocho millones de dólares, mientras que el total estimado es de US$ 32 millones para los próximos tres años.

Para el primer semestre de 2017 abrirá tiendas en Palermo Soho, el centro comercial DOT, el Solar de la Abadía, en Belgrano, y las ciudades de Córdoba y Rosario.

Los locales ya ofrecen los artículos de Apple excepto por los iPhones. Será la primera vez en la historia que los argentinos puedan comprar el celular en una tienda. El último iPhone legal que se vendió en el país fue el 4S, cuando el operador Claro tuvo algunas piezas sólo para sus clientes.

El desembarco coincide con la eliminación del arancel de importación del 35% fijado por el Gobierno que se concretó este mes, para computadoras, notebooks y tablets importadas. Por ende, estos productos ingresarán con arancel cero, lo que estima el precio final de una computadora puesta en la Argentina entre un 12% y un 15% más cara que en Estados Unidos, o igual valor que en Chile. Los teléfonos, sin embargo, no ingresan dentro de este beneficio arancelario por ahora.

De esta manera, la Argentina se sube al cronograma de lanzamientos de Apple, que fija olas por categoría de países. Cuando salga el siguiente iPhone, se ofrecerá en tiendas al mismo tiempo en nuestro país que en las otras naciones de su grupo.

“Apple está regresando al país, y nos entusiasma ser uno de los partners elegidos. El plan de expansión es muy agresivo no sólo en Buenos Aires, sino también en el interior”, contó a LA NACION Juan Pablo Montoya, socio gerente de OneClick desde la casa matriz en Miami. La empresa es el único jugador que llega del exterior. Los otros revendedores elegidos son Frávega y Garbarino.

Apple tiene tres tipos de locales: los propios, conocidos como Apple Store (en América latina hay sólo tres, en Río de Janeiro, San Pablo, y Ciudad de México); los APR, y los AAR. En la Argentina crecerá con estos últimos dos modelos.

El APR es premium y cercano a la experiencia del Apple Store, con una superficie de 150 m2 o más, y el 80% del showroom con productos Apple (el otro 20% son accesorios de terceras marcas autorizadas). El esquema AAR tiene unos 100 m2, y se asimila a una tienda de barrio más enfocada en servicios. En todos los locales se brindará servicio técnico, incluso para los teléfonos.En la Argentina el mercado de los smartphones hoy es dominado por Samsung. El celular de Apple irrumpirá para abastecer una fuerte demanda que hasta ahora no se podía materializar por las restricciones a la importación. “Nuestra clientela estaba hasta ahora desprotegida, porque el teléfono no se comercializaba y en un punto no se le podía ofrecer servicio”, detalla Mariano Turinetto, gerente de OneClick en la Argentina.

Las oficinas locales de marketing y de servicios (software y hardware) de OneClick brindarán soporte en toda América latina, para lo cual se crearán puestos de trabajo para abastecer la marca a nivel regional. “La creatividad de la gente de la Argentina es privilegiada. Trabajaron de la mano de nuestro departamento de marketing en Miami, toda la campaña de rebranding de OneClick con un trabajo impecable. Nuestro departamento de marketing tendrá su staff en la Argentina y reportará directamente a Estados Unidos”, expone Montoya. OneClick creará de 460 a 480 empleos directos, y como mínimo, dos mil empleos indirectos. Hoy ya tiene más de 40 empleados, y la historia recién comienza.

“Cuando vayas a una tienda de OneClick vas a poder comprar el iPhone y cualquier equipo de Apple financiado. Incluso hay varios proyectos, desde una tarjeta de crédito propia hasta acuerdos con emisoras de tarjetas y bancos”, adelanta Montoya. Cualquier potencial reducción en los aranceles para teléfonos impactará a la baja en el precio final del producto.

La filosofía de OneClick es insertarse en las economías cuando no crecen y estar listos para dar la vuelta. “Por eso estamos invirtiendo ahora y no en un año, cuando ya haya cambiado el ciclo. Sabemos que 2016 ha sido difícil. En ese lapso constituimos y montamos la compañía. No hemos visto un centavo y probablemente este año tampoco. Estamos esperando 2018. Tenemos que estar listos y ya invertidos cuando llegue la ola”, pronostica Montoya.

Para Apple, los mercados más importantes en América latina son por lejos, México y Brasil, seguido por Chile y Colombia. Hace diez años, la Argentina peleaba el tercer lugar, pero fue decayendo en el ranking. Chile, si bien es una economía chica, es el mercado de América latina más rápido en términos de tecnología. Al lanzar un producto la adopción es inmediata, pero el volumen crece rápido y se queda. En América latina, el reseller abrirá 240 sucursales, más 50 en Estados Unidos y otras 50 en Canadá.

 

Apuesta regional

OneWorld, OneStore, OneClick. Ése es el lema que se persigue en las modernas y blancas oficinas de Wynnwood, en Miami. El concepto es unificar bajo la misma experiencia toda la región.

Sus comienzos son bien cercanos. Felipe Rezk era el director de ventas corporativas para América latina de Apple, pero en 2013 quiso hacer su propio camino y fundó Icon Networks. Una mañana se encontró a desayunar con su amigo Juan Pablo Montoya, corredor de Fórmula 1. Buscando nuevos horizontes, se asociaron y consiguieron la distribución de los parlantes Beats, justo cuando esos dispositivos pegaron un salto en el mercado. Su compañía también levantó vuelo precipitadamente.

Un año después se asoció Mauricio Díaz, que era uno de los distribuidores más grandes de Apple en América latina. El crecimiento fue exponencial: en 2013 cerró el año con US$ 3,8 millones en ventas; 2014, US$ 10 millones; 2015 US$ 19,8 millones, y 2016 US$ 40 millones. Por último llegó Andy De Francesco, socio encargado de las finanzas.

El año pasado, Icon Networks compró OneClick, una marca argentina de venta de productos tecnológicos con un local en Buenos Aires y dos en Miami, y unos meses después sumó a Toolkit, que tenía dos locales en Rosario y uno en Córdoba. Así se lanzó OneClick Argentina, que arrancó con cuatro tiendas que reconvirtió en mejores localizaciones.

Planes

20.800

Es el precio en pesos (más IVA) al que se empezará a vender el iPhone 7, en lo que constituye su regreso al mercado argentino.

Expansión

El objetivo de OneClick es contar con 40 locales en el país en 2019, mientras que espera llegar a las 240 tiendas en la región.

Socios

Icon Networks comenzó a operar en 2013 de la mano de Felipe Rezk y el piloto colombiano Juan Pablo Montoya. Después sumó como socios a Mauricio Díaz y Andy De Francesco.

Propuesta

A nivel local, la cadena competirá con dos tipos de tiendas: las premium (con un promedio de 150 m2), para los grandes shoppings, y sucursales más chicas (de hasta 100 m2), apuntando a los barrios.

 

Reference: La Nacion Argentinian newspaper. Ir a nota…

Interés de empresarios de EE.UU. por invertir en la Argentina

El gobernador de Florida, Rick Scott, visitó el país con una delegación de 50 hombres de negocios que ven un comercio más abierto y dispuesto a recibir inversiones

Una delegación de 50 empresarios. Esa fue la carta de presentación que trajo Rick Scott, gobernador del estado de Florida, Estados Unidos, para mostrar el interés que hay entre el empresariado estadounidense por invertir en la Argentina. Su visita fue la antesala del viaje que emprendió hoy el presidente Mauricio Macri al país gobernado por Donald Trump.

“Estamos aquí para generar oportunidades económicas. Es un placer trabajar junto con los líderes de la Argentina”, dijo Scott, en un almuerzo organizado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos en la Argentina (AmCham), en el hotel Alvear.

Las oportunidades que detectaron en la Argentina los hombres de negocios estadounidenses se encuentran principalmente centradas en real estate, puertos, infraestructura, energías renovables y telecomunicaciones. Una recorrida por cada uno de estos sectores les permitió tener una mejor visión de lo que ellos ya ven como un “país más abierto al comercio”.

Dan Bjerk, senior international trade specialist del Departamento de Comercio de Estados Unidos, confirmó que existe un genuino interés por inversores norteamericanos en el país. “Ahora vinieron para tener una idea de cómo está funcionando la economía y sacar sus conclusiones acerca de futuras inversiones”, afirmó.

“Bidireccional”, así es la relación que existe entre los dos países, según opinó Alejandro Díaz, CEO de AmCham. “Ellos vienen tanto a invertir como a colocar también sus productos en el país. Es un intercambio que se va a dar muy fuerte sobre todo en real estate, puertos e infraestructura. En el mediano plazo, las inversiones van a ser más importantes que el comercio”, comentó el empresario, apenas terminó el almuerzo que reunió también a hombres de negocios locales.

Algunas de las empresas que formaron parte de la delegación fueron: XDS Marketing Corp., Port Tampa Bay, Venture Hive,

Mitsubishi Hitachi Power Systems, Natural Vitamins Laboratory LLC, America Energy, Inc., Critical Power Solutions Group,Inc., Pinellas County Economic Development, Becker & Poliakoff, Mastry Engine Center y Tampa Hillsborough EDC.

Mauricio Díaz, representante de OneClick, empresa que pertenece al gigante Cool Tech, exhibió una muestra de lo que pueden ser las inversiones estadounidenses en el país. Su compañía va a invertir US$ 40 millones en cinco años para instalar aquí 40 tiendas de Apple. “Antes era imposible pensar en esto, pero ahora sí se puede hacer”, confía.

One Click ya confirmó la apertura de 12 locaciones (en Buenos Aires, Rosario y Córdoba) y pronto pondrá un pie en 15 ciudades más. “Del mismo modo en que nos animamos nosotros, así lo van a hacer muchas otras firmas”, indicó el empresario.

En este sentido, el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, hizo una semblanza a los empresarios presentes de lo que era la Argentina hace dos años y lo que intenta ser ahora. “Este no era un país normal. No se podía importar ni exportar ni girar dividendos. Estaba condenado por la Organización Mundial de Comercio [OMC]. Lo que queremos ahora es que se pueda invertir, importar y exportar. En eso estamos trabajando”, señaló el funcionario.

Con la misma melodía viaja Macri al país de Trump, para vender los beneficios de Vaca Muerta, donde el Gobierno quiere recibir US$ 20.000 millones anuales. “Nos estamos integrando al mundo, con acuerdos comerciales que generen inversiones. En ese contexto estamos viajando a Estados Unidos”, remarcó Cabrera.

Genilde Guerra es brasileña, pero vive en Miami, Estados Unidos. Trabaja en el estudio jurídico Kravitz & Guerra y pasó los últimos días con los empresarios que visitaron el país. “Mi impresión es que están interesados en invertir aquí, sobre todo ahora que se solucionaron temas como el de los holdouts y la economía se empieza a normalizar. Yo creo que muchos tienen planes de invertir en la Argentina, pero van a ir despacio”, comentó Guerra.

En tanto, Michael Foreman, director de Point Blank, una empresa que se dedica a la fabricación de equipamiento militar, llegó al país con la intención de poder colocar sus productos. “Vemos que el comercio ahora es más abierto que antes y que ahora se pueden entablar relaciones comerciales”, destacó.

Manuel Aguirre, presidente de AmCham en la Argentina, dijo que el gobierno de La Florida quiere facilitar inversiones estadounidenses aquí. “Las empresas que ya estamos en el país seguiremos invirtiendo, pero debemos conseguir que llegue más inversión genuina”, explicó. “El hecho de que haya venido un gobernador con toda esta delegación de empresarios ya es un signo de apoyo importante”, concluyó.

 

Reference: La Nacion Argentinian newspaper. Ir a nota…